jueves, 17 de junio de 2010

Agua y sales minerales

COMPUESTOS QUIMICOS DEL PROTOPLASMA:

Si sometemos al protoplasma a procedimientos de análisis químico inmediato, como por ejemplo: centrifugación decantación, filtración, disolución, diálisis, etc., obtenemos una serie de compuestos químicos que se conocían con el nombre de principios inmediatos. Actualmente se prefiere utilizar el término de biomoléculas o moléculas biológicas, para distinguir a los compuestos que integran el protoplasma.
Si analizamos de esta manera el protoplasma encontramos que, en promedio, el 75% es agua y el resto sustancias seca. Y esta sustancia seca (que integra alrededor del 25% del protoplasma), está a su vez constituida sobre todo por sustancias orgánicas (90%) y solamente 10% por sustancia inorgánica (sales minerales).
Estudiaremos sucesivamente estos compuestos:

AGUA
La cantidad de agua que poseen los seres vivos es siempre considerable, aunque varía de una especie a otra. Algunos animales, como las medusas (vulgarmente conocidas como "agua vivas") poseen una proporción de hasta el 98%. Nuestro organismo tiene alrededor de 65% de agua, de tal manera que una persona que pese 70 quilogramos contiene unos 44 quilos de agua. La mitad de esta cantidad de agua está en los músculos, que constituyen gran parte de la masa corporal aunque en la sustancia gris cerebral existe hasta un 85% de agua.
Sin agua no es posible la vida en la tierra. Aun las células que están en estado de vida latente (como las semillas y esporas) y que se ha
Dicho que viven privadas de agua (anhidrobiosis) la contienen en un porcentaje que oscila entre 10 y 20 %
Este compuesto químico es el disolvente más difundido y más importante en los seres vivos. Se puede decir que es el disolvente de la vida. Difícilmente podría existir sustancia viva con otro disolvente, por su abundancia pero sobre todo por su excepcional capacidad para disolver una gran diversidad de sustancias. Por esta razón tanto en los líquidos biológicos como en el agua de mar se constituyen muchos equilibrios simultáneamente. De la misma forma es el dispersante para las sustancias en estado coloidal, y juega por lo tanto un rol esencial en la constitución del protoplasma.
Es el principal transporte biológico, integrando sangre, linfa, líquidos extracelulares, secreciones, etc. Constituye el medio vital no solo para los seres acuáticos, pues representa parte fundamental del llamado medio interno (sangre, linfa, etc.) de los seres terrestres­
Interviene fundamentalmente en la regulación térmica de los seres vivos por su elevado calor específico, conductibilidad térmica y alto calor de evaporación.


SALES MINERALES
En la sustancia viva encontramos distintas sales:
Cloruros (especialmente cloruro de sodio o sal común), que se encuentra en el medio interno y en secreciones (sudor, lágrimas, saliva. etc.).
Fosfatos, sobre todo el calcio. Ya hemos señalado la importancia que tiene este radical fosfato en la integración de nucleótidos (en el ATP, NAD y ácidos nucleicos). Es el principal anión intracelular. Cuantitativamente. Y Carbonatos y bicarbonatos. Este último es un importante anión intracelular.
Dentro de los cationes intracelulares los más importantes son el potasio (K), el calcio (Ca) el magnesio (Mg) y el sodio (Na).
Y entre los aniones: el fosfato (P04 ), el cloro (CI-), bicarbonato (HCO3) y el sulfato (S04 ).
Las sales minerales intervienen en la regulación de la reacción del medio, acidez o alcalinidad (pH). Asimismo de ellas depende la cantidad de agua en los líquidos orgánicos (sangre, linfa, secreciones): También integran los esqueletos ya sea internos o externos (dermatoesqueleto).
Son especialmente destacables, en este sentido, los fosfatos de calcio en los huesos y el carbonato de calcio en las caparazones (como las de moluscos, por ejemplo).
La disminución de iones Ca en los mamíferos, los lleva a convulsiones y muerte. El músculo cardíaco, para su correcto funcionamiento necesita un equilibrio entre los iones Na, K y Ca,.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada